Archive | El almanaque RSS feed for this section

Celebrando el Día del Libro en el País de las Maravillas

23 Abr

El País de las Maravillas es un lugar al que todos hemos viajado siendo niños, un reino encantado donde era posible crecer o menguar tras comer un pastelillo o beber una pócima mágica, charlar con un gato que se torna invisible, o asistir a una fiesta de no-cumpleaños con una liebre y un sombrerero. Ese fantástico e inverosímil viaje se lo debemos a Lewis Carroll (cuyo nombre real era Charles Lutwidge Dogson, el creador de Alicia en el País de las Maravillas. ¿Y qué mejor fecha que la del Día del Libro (y sexto aniversario de este blog) para homenajear a uno de los clásicos de la literatura universal en su 150 aniversario? Post 68 - a Mucho ha llovido desde que aquella tarde de 1862, durante un paseo en barca por el Támesis con su amigo el reverendo Duckworth y las hermanas Liddell (Lorina, Alicia y Edith), Carroll ideara el personaje de Alicia inspirándose en la segunda de las hijas del decano Liddell, por quien sentía una profunda devoción. Tanto fue lo que le entusiasmaron a la propia Alicia las aventuras de su álter ego, que le pidió a Carroll que le transcribiera la historia. Tres años más tarde la editorial MacMillan sería la encargada de publicar el cuento, ilustrado con los magníficos dibujos de John Tenniel que aún hoy conservan muchas de las ediciones del famoso libro. Su gran éxito motivó la publicación en 1871 de la segunda parte, Alicia a través del espejo. Post 68 - b Alicia en el País de las Maravillas no deja indiferente a nadie tras su lectura; se trata, sin duda, de una oda a la fantasía y el onirismo, fruto del singular ingenio y la original mentalidad de Carroll, quien deja entrever además su destreza matemática (pues ésta era su profesión) a través de las preguntas geográficas, astronómicas o científicas que la pequeña Alicia se hace constantemente. Algunos estudiosos de la obra van más allá y aseguran que este supuesto cuento infantil es una crítica encubierta al convencionalismo social propio de la época victoriana, y que sus personajes, en su mayoría animales con personalidad y capacidades humanas, son caricaturas de personas que existieron en realidad. Sea como fuere, lo cierto es que Alicia en el País de las Maravillas gusta a niños y mayores, y ha servido de inspiración en diferentes ámbitos: en el cine, la música, la televisión, el teatro, y hasta en el campo de la psicología. Hoy incluso se recomienda su lectura en las más afamadas escuelas de negocios en nuestro país. ¿Quién le iba a decir a Lewis Carroll que aquella historieta que inventó sin más pretensión que la de entretener a unas niñas se convertiría en un fenómeno semejante?

En la actualidad existen numerosas ediciones de Alicia en el País de las Maravillas, a cual más bonita, pero yo personalmente, que no había vuelto a disfrutar con las aventuras de Alicia desde que fui al cine a ver la versión de Tim Burton, me he reencontrado con este ya mítico personaje gracias a otro libro infantil: Prohibido leer a Lewis Carroll. Post 68 - c Lo primero que me llamó la atención de Prohibido leer a Lewis Carroll fue su contundente título; además, todas las reseñas que leí sobre él por Internet eran positivas, sin mencionar los importantes premios que había recibido (Premio Lazarillo en 2012, elegido Mejor libro infantil del 2013 por Babelia, y en 2014, Premio White Ravens, Premio Fundación Cuatrogatos y Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil). Así que, dada mi creciente afición por comprar libros infantiles y ante tanta buena referencia, no dudé en traérmelo a casa. El libro está ambientado en Nueva York a principios de la década de 1930, ciudad a la que se traslada la joven institutriz francesa Eugéne Chignon para hacerse cargo de una niña llamada Alice, quien está tan obsesionada con el cuento de Lewis Carroll que incluso se viste y peina como la protagonista de éste. Esta enfermiza pasión de la pequeña Alice lleva a sus padres a prohibirle leer el libro, y junto con la señorita Chignon tratarán de evitar que la niña se entere de que la verdadera Alice Liddell, inspiradora de Alicia en el País de las Maravillas, va a ser homenajeada en la Universidad de Columbia.  Se trata de una historia muy original y divertida cuyo autor, Diego Arboleda, ha construido en base a unos rocambolescos personajes y unos juegos lingüísticos al más puro estilo de Lewis Carroll. Todo eso unido a los excelentes dibujos de Raúl Sagospe, hacen de Prohibido leer a Lewis Carroll un libro excepcional. Post 68 - d Ya lo dijo Caballero Bonald: “Leer equivale a elegir una aventura de múltiples compensaciones imaginativas”, y a mí, el libro de Arboleda y Sagospe me ha devuelto directamente a mi niñez, a ese País de las Maravillas donde era posible crecer o menguar tras comer un pastelillo o beber una pócima mágica, charlar con un gato que se torna invisible, o asistir a una fiesta de no-cumpleaños con una liebre y un sombrerero. ¡Feliz Día del Libro!

La poesía está de moda

21 Mar

Hace un par de meses, andaba yo por la Casa del Libro en busca de algún libro que llevarme a casa, cuando decidí dirigirme a la sección de poesía; una amiga me había hablado de un poemario que había descubierto a través de las redes sociales, pero tras semanas y semanas de búsqueda no lograba encontrar la edición en papel por ninguna parte. Debía estar agotado, pero aun así probé suerte y me acerqué a comprobar si lo tenían. “Se llama Intranerso; su autor es Carlos Miguel Cortés, aunque es más conocido como Turista en tu pelo, el nombre de su blog y su apodo en Internet, y en la portada aparece el dibujo de una chica sosteniendo un corazón”. Gracias a la detallada descripción de mi amiga lo localicé en seguida. Estaba rodeado de otros libros de sencilla pero cuidada edición que llamaron mi atención: Mi chica revolucionaria, Cuarenta y tres maneras de soltarse el pelo, Te odio como nunca quise a nadie, La triste historia de tu cuerpo sobre el mío, Un invierno sin sol… Como iba con el tiempo justo, anoté mentalmente sus títulos con la intención de indagar más adelante sobre ellos y sus autores, y lo cierto es que me he topado con toda una nueva generación de poetas jóvenes que tuitean sus versos, los comparten en sus blogs o los convierten en videopoemas.

 

Post 65 - a

 

Diego Ojeda, Luis Ramiro y Marwan son los autores de Mi chica revolucionaria, Te odio como nunca quise a nadie y La triste historia de tu cuerpo sobre el mío respectivamente, y los tres fueron músicos cantautores antes que poetas. De hecho, Marwan también ha publicado un libro-disco, Apuntes sobre mi paso por el invierno, a través de Noviembre Poesía, la editorial que él mismo puso en marcha hace algo más de dos años. Por eso no es de extrañar que las letras de todos ellos sean poemas cantados, ni que sus poemas sean canciones recitadas. Fruto de esas fusiones nacen exquisiteces como ésta:

 

 

El canario Diego Ojeda tiene ya cinco discos en el mercado, y en 2012 publicó el que fue su primer poemario, A pesar de los aviones. Luis Ramiro y Marwan, por su parte, han publicado tres discos, y Te odio como nunca quise a nadie y La triste historia de tu cuerpo sobre el mío son su carta de presentación en el panorama poético nacional. No obstante, Planeta publicará el próximo 19 de mayo el que será el segundo libro de Marwan, Todos mis futuros son contigo.

Escandar Algeet estudió cine en Ponferrada, pero se marchó a Madrid a comerse el mundo. En 2009 la editorial Ya lo dijo Casimiro Parker publicó su primer libro, Alas de mar y prosa y en 2013 el segundo, Un invierno sin sol, cuyos versos surgieron tras una ruptura sentimental.

Elvira Sastre, con apenas 23 años, tiene ya dos libros en el mercado, Cuarenta maneras de soltarse el pelo y Baluarte, y está trabajando en su primera novela, que será publicada por Destino en 2016. Esta joven filóloga inglesa natural de Segovia comparte sus poemas en su blog, Relocos y Recuerdos, que abrió con solo 15 años. Tanto a ella como a Algeet les gusta darles voz a sus poemas y crear conmovedores videopoemas:

 

 

Carlos Miguel Cortés es fotógrafo y escritor, dos oficios que conjuga a la perfección en su blog, Turista en tu pelo. Aunque donde más se mueve este salmantino de 27 años es en su perfil de Twitter, en el que tiene cerca de 46.200 seguidores. Intranerso, su primer poemario, es el único al que he podido hincarle el diente de todos los citados en esta entrada y me ha sorprendido gratamente, tanto por cómo está editado como por la fuerza de sus versos. Recoge cien poemas repartidos en siete capítulos (Luna, Marte, Mercurio, Júpiter, Venus, Saturno y Sol) y en el inicio de cada uno de ellos, además de la definición oficial y la acepción que él mismo le da a palabras como casualidad, causalidad o peripecia, recoge fragmentos de poemas, películas o canciones, encabezados por una secuencia de palabras entre las que distinguimos notas musicales, colores, o el nombre de los enanitos de Blancanieves. Los micropoemas se entremezclan con historias poemadas escritas en prosa, entre las que destacan las volátiles historias de la Chica Libélula, que abren cada capítulo. Son versos y narraciones que se refieren al amor y al desamor, a las aspiraciones, al sexo explícito, a la lucha por la libertad de uno mismo… En definitiva, tal y como reza la contraportada del libro, “Intranerso es ese universo personal que todos guardamos en el interior de nosotros mismos”, de modo que es sencillo encontrarse en esos versos, refugiarse en ellos.

 

Post 66 - b

Post 66 - c

Post 67 - d

 

La poesía, como todo lo demás, se ha ido adaptando a los tiempos, a los gustos y a los lectores; ahora los poemas se tuitean, los fotografiamos y los subimos a nuestro perfil en Facebook o a nuestra galería en Instagram. Pero no ha perdido su capacidad de emocionarnos, de ayudarnos a expresar lo que nosotros no podemos, de provocarnos “orgasmos literarios”. Su esencia sigue intacta y además, ahora los versos se llevan, están de moda. Eso, unido a que hoy es el Día Internacional de la Poesía es motivo doble de celebración.

Lugares de libro, viajes de novela

23 Abr

Hay quien dice que viajar y leer son placeres similares, que con un poco de imaginación las sugerentes palabras del autor o autora de una novela nos pueden llevar tan lejos como deseemos. Después, tras la lectura, hay gente a la que le gusta comprobar en la realidad cómo serán los lugares, los escenarios, las plazas y las calles descritos por el autor. O viceversa: hay quien lee una novela porque habla de sitios que ya conoce y quiere recordarlos, guardarlos para siempre cerca de sí mismo, dentro de un libro.

Hoy se celebra el Día Internacional del Libro (¡y el quinto aniversario de este blog! 🙂 ), y si hace un año, tal día como hoy, os hablé de Urueña, la Villa del Libro española, hoy he querido homenajear al día más libresco del año con un post dedicado precisamente a esos ‘lugares de libro’, a las rutas literarias, una opción turístico-cultural que estaría encantada de experimentar.

 

Rutas literarias

 

Y es que, aunque en estos días de eventos en honor al Día del Libro proliferan este tipo de actividades, cada vez son más los lectores que deciden darle un toque más cultural a sus viajes y destinos vacacionales y apuestan por estos recorridos didácticos de entre dos horas y media y tres horas de duración y por un precio asequible. En Barcelona, por ejemplo, gracias a las novelas de Carlos Ruíz Zafón y a La Catedral del Mar, de Ildefonso Falcones, y a pesar de los muchos años que han pasado ya desde su publicación, la capital catalana se ha convertido en un ir y venir de turistas y autóctonos que quieren descubrir cada rincón descrito en sus novelas fetiche. De hecho, una de las rutas literarias más de moda es la denominada, precisamente, La Ruta de la Catedral del Mar. Porque, aunque ya se haya visitado con anterioridad la Catedral de Santa María del Mar, ¿quién se puede resistir al redescubrimiento de este templo tras conocer todo lo que Arnau Estanyol y su amigo Joanet vivieron y sintieron entre sus altos muros de piedra? Los guías, en su mayoría historiadores, tratan de explicar a los visitantes lo que hay detrás de construcciones tan emblemáticas como esta catedral y juegan con los pequeños detalles del argumento de la novela con el fin de que el lector identifique lo que ve con lo leído en el libro.

Los que lo han probado afirman que es una manera interesante y diferente de conocer una ciudad, de manos del autor o de su personaje favorito en una novela, puesto que, a veces, no está de más añadirle un aliciente especial a los viajes. Y es que, ver de una ciudad únicamente los monumentos o lugares que estás obligado a ver según el folleto de turno, además de ser aburrido y previsible, impide que puedas descubrir escondites mágicos, llenos de encanto y de literatura.

Además, en nuestro país no es único el caso de Barcelona sino que cada vez son más las ciudades y pequeños municipios los que se apuntan a esta nueva moda literaria. En Madrid, por ejemplo, con motivo del III centenario de la RAE, se lleva desarrollando mensualmente desde principios de año una ruta teatralizada por el Barrio de las Letras llamada Letras y espadas’; Arturo Pérez Reverte se ha encargado de escribir el guión de dicha ruta, en la que ha incluido además de a su Capitán Alatriste, a los grandes autores de nuestra literatura que habitaron en el barrio: Lope de Vega, Calderón de la Barca, Francisco de Quevedo…

 

Post 58 - b

 

Post 58 - c

 

No obstante, las rutas literarias no solo son un fenómeno exclusivo en España ya que constituyen una opción turística cada vez más extendida fuera de nuestras fronteras. En este sentido, es muy conocido el caso de Inglaterra, que ofrece diversas rutas, museos y todo tipo de merchandising en torno a la obra literaria de escritores tan célebres como Jane Austen, las hermanas Bronte y Charles Dickens.

Así que ya sabes, si estás planeando una escapada de fin de semana o tus vacaciones veraniegas y aún no sabes qué destino elegir, coge un buen libro y ponte a leer porque seguramente sea el catálogo de viajes que más lejos te pueda llevar.

¡Feliz Día del Libro y felices lecturas!

Un lugar donde todos los días es el Día del Libro

23 Abr

Hoy se celebra el Día Internacional del Libro y ese es siempre un buen motivo para aparecer de nuevo por el blog, tras un período de ausencia, y rendirle un pequeño tributo a tan especial festividad. Además, también hoy este humilde espacio cumple años (cuatro, para ser más exactos), de modo que la celebración es doble 🙂

 

4º cumpleaños de 'Reflexiones de mi álter ego'

 

Cuando se va acercando tan libresca fecha, librerías, editoriales, medios de comunicación y entidades públicas anuncian todas las actividades que han preparado para festejar el Día del Libro: jornada de puertas abiertas del Museo del Libro Fadrique de Basilea (Burgos),  lectura de grandes obras de la Literatura Universal por parte de los trabajadores de la Biblioteca Nacional, mercadillos y puestos de libros y rosas en la capital catalana, firmas de libros, talleres, cuentacuentos… Sin embargo, existe un lugar en el que los libros son los protagonistas cada día y no solamente el 23 de abril: Urueña, una pequeña villa vallisoletana con apenas doscientos habitantes que fue declarada Villa del Libro en 2007, como ya lo fueron en su momento sus equivalentes en Gales (Hay-on-way) y Holanda (Bredevooort) entre otras.

 

Urueña, Villa del Libro (Fuente: www.provinciadevalladolid.com)

 

Situada en el enclave natural de Tierra de Campos y con un marcado aspecto medieval, – otorgado por una gran muralla de los siglos XII y XIII, la Iglesia de Nuestra Señora de la Anunciada y otros edificios de estilo románico –, es el destino perfecto para bibliófilos y amantes de las letras pues hasta en las fachadas, en el nombre de las calles e incluso en las tomas de agua (de color amarillo y con una pluma dibujada para indicar el camino a seguir para llegar al Centro e-LEA) queda de manifiesto su amor y respeto por la historia, la literatura y la cultura.

 

Detalle de las tomas de agua de Urueña

Detalle de la caligrafía en las fachadas de Urueña

 

En Urueña se alza el Centro e-LEA Miguel Delibes (espacio para la Lectura, la Escritura y sus Aplicaciones), concebido para la promoción del libro y con una exposición permanente sobre la historia y evolución de éste, así como diez librerías especializadas en tomos antiguos, descatalogados o raros y talleres de caligrafía y encuadernación.

 

Mapa de museos y librerías de Urueña (Fuente: www.provinciadevalladolid.com)

Taller de caligrafía en Urueña (Fuente: www.provinciadevalladolid.com)

Taller de encuadernación en Urueña (Fuente: www.provinciadevalladolid.com)

Librería Alcaraván (Fuente: www.provinciadevalladolid.com)

 

¿Es o no Urueña un auténtico paraíso para los amantes de los libros? Y lo mejor de todo es que allí todos los días son 23 abril 😀

¡Feliz Día del Libro!

“El cine también se lee”

26 Abr

Erase una vez, en un aula de la universidad Miguel Hernández de Elche, tres jóvenes estudiantes de Periodismo escuchaban ensimismadas las mil y una anécdotas que su profesor Antonio Sempere, de la asignatura Crítica de cine, les narraba con tanta pasión y entusiasmo. Con su agradable tono de voz, su eterna sonrisa y su discurso siempre prudente, conseguía clase tras clase, hipnotizarnos y contagiarnos su gusto por el cine y la cultura en general.

En más de una ocasión nos habló de Ocho y medio, una librería situada en Madrid, concretamente en el número 11 de la calle Martín de los Heros, una de las más cinematográficas de la capital. Fueron tantas las veces que la mencionó, y nos habló con tanto gusto y admiración de aquella especie de templo para cinéfilos, que logró picar nuestra curiosidad. ¿Qué tendría aquel lugar que lo hacía tan especial?

 

 

Una de aquellas tres estudiantes de Periodismo lo descubrió hace unos meses. Y es que, aprovechando su estancia por estudios en Madrid, Nieves acudió a Ocho y medio con la intención de grabar un reportaje sobre la librería para publicarlo en su blog de cine, Cartelera española, y entrevistar a su copropietaria, María Silveyro. El resultado fue el siguiente:

 

 

(Podéis leer el post completo dedicado a Ocho y medio en Cartelera española pinchando aquí).

Cuando vimos el vídeo, Gema y una servidora lo tuvimos claro: teníamos que ir a la capital a visitar a Nieves y a conocer in situ Ocho y medio. Y así lo hicimos. El pasado sábado por la tarde nuestro sueño se hizo realidad.

Pasamos cerca de dos horas entre aquellas paredes, diseccionando cada rincón, fotografiando cada detalle… Los libros, carteles de películas, dedicatorias de directores, actrices y actores amigos, y los objetos originales utilizados en algunas películas son los protagonistas de un espacio de “techos altos y con las columnas de fundición típicas del Madrid industrial de principios de siglo”, tal y como se describe en la web.

 

 

Además, pudimos ver cómo había quedado finalmente el mural que el pasado mes de marzo se pintó en el techo de la librería con el fin de homenajear la película Viaje a la luna de Méliès (1902), y cuya evolución habíamos seguido a través del perfil en Facebook de Ocho y medio.

 

 

Quisimos comprárnoslo todo en la tienda de la librería, llamada The shop around de corner por la película del mismo nombre de Ernst Lubitsch.

 

 

Nos adentramos en el Gatopardo, la estancia aledaña a la librería y en la cual se realizan cursos, presentaciones de libros y se expone para la venta todo tipo de literatura.

 

 

Y finalmente disfrutamos de unos riquísimos cappuccinos en el propio café de la librería, Via Margutta, sentadas en una mesa contigua a la que ocupaba la actriz Petra Martínez.

 

 

Fue al salir de Ocho y medio, una vez que ya nos habíamos contagiado de la magia de aquel lugar, cuando descubrimos porqué es tan especial y emblemático: por la perfecta comunión y armonía de cine y literatura que se respira en él. Y es que, tal y como reza el lema que han utilizado para festejar el Día del Libro, “El cine también se lee”.

 

/———————/

Hace unos días se celebró el Día Internacional del Libro y el tercer aniversario de este blog, que mucho gusta de la literatura. He aquí mi homenaje tardío a libros, bibliotecas, librerías, libreros y libreras que hacen posible que podamos seguir pasando página cada día.

Chicas, este post os lo dedico a vosotras, por todo lo vivido y por todos los momentos que nos quedan por compartir. 😀

A %d blogueros les gusta esto: