Archive | Intérnate en la red RSS feed for this section

El arte de coleccionar II

6 Jul

Hace unos tres años ya dediqué un post a mi colección de marcapáginas, que por aquel entonces estaba formada por apenas cuarenta y tres puntos de libro. Pero en todo este tiempo la colección ha crecido considerablemente, y ya son 227 marcapáginas los que la integran. Muchos de ellos han sido regalos o recuerdos de mis viajes, pero otros los he ido adquiriendo tras descubrirlos por las redes sociales. En la actualidad muchos son los artistas emprendedores que aprovechan las ventajas que les ofrecen estas nuevas plataformas para mostrar y vender sus creaciones. Mi colección está repleta de todo tipo de marcapáginas y aunque me gustan todos, siento una especial predilección por los que he seleccionado para el post de hoy, ya que son originales, diferentes (de los demás y entre sí), y han supuesto un trabajo creativo previo que realmente valoro.

Miteta es el proyecto de una asturiana y una gallega, Sara y Candela, que se conocieron en Salamanca cuando las dos estudiaban Bellas Artes. La vida y los proyectos las llevaron por caminos diferentes, pero el destino, además de su ansiado reencuentro, les tenía preparada la puesta en marcha de Miteta en 2012. Desde entonces diseñan ropa, complementos, bisutería, artículos de papelería, productos para casa, etc., y en la mayoría de ellos están presentes sus abuelitos molones y de espíritu joven que comen helado, hinchan globos y sacan la lengua. Dos de esos abuelitos molones son Ramiro y Margarita, los protagonistas de los dos modelos de marcapáginas de Miteta, de los que tengo tanto la primera como la segunda versión que diseñaron. Están hechos de cartón compacto y tela de algodón; además, en el propio packaging nos cuentan la historia de esta entrañable pareja:

“Amigo de sus amigos, dedicado a su familia y trabajador incansable, Ramiro fue un hombre muy querido. Sin embargo, su elegancia es lo que todo el mundo recuerda. Siempre bien aseado y con olor a limón fresco, Ramiro se ponía corbata incluso para sacar la basura”.

“Margarita y Ramiro, Ramiro y Margarita, inseparables, ¡y siempre tan elegantes! A ella le encanta contar que Ramiro la quiere mucho pero siempre fue un tacaño. ¡Más agarrao que un chotis! Cuando cumplieron veinticinco años de casados celebraron sus bodas de plata y Ramiro, cosa extraña, le regaló una preciosa pulsera de plata. Margarita no dudó en celebrar también las bodas de perla, coral y rubí. Y ahora, después de cincuenta años de casados, ¡las de oro! ¡Y que se prepare para las de diamante!”

Post 70 - a

Post 70 - b

Si Temedoy tuviera club de fans, yo, sin duda, me autoproclamaría presidenta; soy seguidora de esta marca handmade, creada por dos hermanos, Gemma y Dalmaus, que cosen y dibujan a las mil maravillas, prácticamente desde sus inicios. Enseguida me quedé prendada de todos sus productos: Mini Tú’s personalizados, cuadernos, Temestuches, Fotomatones, Glotones…, todos ellos hechos de fieltro y acompañados de un sentimiento en forma de punto de libro. Tanto es así, que además de sus marcapáginas, que son unas graciosas y coloridas tiras cómicas (Temedoy Un Recuerdo, Temedoy Una Alegría, Temedoy Un Para Siempre…), también tengo su Glotón marinero, y recurrí a Temedoy para hacer un regalo muy especial.

Post 70 - e

Post 70 - f

Lo primero que llama la atención cuando descubres la obra de Fina Veciana es su singularidad y su onirismo. Fina, graduada en la especialidad de pintura mural en la Escola d´Arts Aplicades i Oficis Artístics de la Diputación de Tarragona, es artista plástica y aunque esencialmente se dedica a la pintura, también diseña piezas de bisutería, realiza performances, imparte talleres creativos para niños e ilustra libros. En su taller de Reus crea pinturas murales tanto en grandes formatos, como en cuadros de bolsillo o postales, que reflejan y sugieren todo tipo de sensaciones, casi como si de un poema visual se tratara.

Fina pinta los marcapáginas, que son pequeñas obras únicas, ya que ninguno es igual a otro, con acrílico sobre cartulinas recicladas, y también suele utilizar la técnica del collage e incluir alguna frase en catalán, castellano o inglés para completar el significado de lo que ha querido representar. En mi caso, yo escogí Llum interna y Secret love, y además le pedí uno personalizado con una composición sobre el amor y los libros, que incluyera la frase “Érase una vez…”. El resultado, tal y como me esperaba, me encantó.

Post 70 - g Post 70 - h

La última incorporación a mi colección han sido los marcapáginas quijotescos de Marina G. Galietero . Los descubrí en su perfil de Instagram y me quedé prendada de ellos, así como del resto de las obras de Marina, tan realistas y perfectas.

Los marcapáginas, ilustrados haciendo uso de un simple bolígrafo Bic negro, la principal herramienta de dibujo de Marina, representan el rostro del Quijote, así como sus paseos con Sancho Panza por esos campos manchegos repletos de molinos de viento.

Post 70 - i Post 70 - j Marina G. Galietero tiene 26 años, nació en Mota del Cuervo (Cuenca) y es “Arquitecta por formación, diseñadora por adaptación y dibujante por vocación”. Estudió Arquitectura en la Universidad Politécnica de Valencia, y hace apenas un año que se licenció y regresó a su pueblo natal para probar suerte en el mundo laboral de la mano de sus dos pasiones: la arquitectura y el dibujo. A los ocho años ya empezó a interesarse por este arte, y no dejó de hacerlo ni durante sus años en el instituto y la universidad. Para Marina, dibujar es algo vital y se ha convertido en el método por el que mejor logra expresarse.

¿Os han gustado los marcapáginas que os he mostrado en este post? ¿Conocéis a otros ilustradores y/o artistas que también diseñen y elaboren sus propios puntos de libro?

La poesía está de moda

21 Mar

Hace un par de meses, andaba yo por la Casa del Libro en busca de algún libro que llevarme a casa, cuando decidí dirigirme a la sección de poesía; una amiga me había hablado de un poemario que había descubierto a través de las redes sociales, pero tras semanas y semanas de búsqueda no lograba encontrar la edición en papel por ninguna parte. Debía estar agotado, pero aun así probé suerte y me acerqué a comprobar si lo tenían. “Se llama Intranerso; su autor es Carlos Miguel Cortés, aunque es más conocido como Turista en tu pelo, el nombre de su blog y su apodo en Internet, y en la portada aparece el dibujo de una chica sosteniendo un corazón”. Gracias a la detallada descripción de mi amiga lo localicé en seguida. Estaba rodeado de otros libros de sencilla pero cuidada edición que llamaron mi atención: Mi chica revolucionaria, Cuarenta y tres maneras de soltarse el pelo, Te odio como nunca quise a nadie, La triste historia de tu cuerpo sobre el mío, Un invierno sin sol… Como iba con el tiempo justo, anoté mentalmente sus títulos con la intención de indagar más adelante sobre ellos y sus autores, y lo cierto es que me he topado con toda una nueva generación de poetas jóvenes que tuitean sus versos, los comparten en sus blogs o los convierten en videopoemas.

 

Post 65 - a

 

Diego Ojeda, Luis Ramiro y Marwan son los autores de Mi chica revolucionaria, Te odio como nunca quise a nadie y La triste historia de tu cuerpo sobre el mío respectivamente, y los tres fueron músicos cantautores antes que poetas. De hecho, Marwan también ha publicado un libro-disco, Apuntes sobre mi paso por el invierno, a través de Noviembre Poesía, la editorial que él mismo puso en marcha hace algo más de dos años. Por eso no es de extrañar que las letras de todos ellos sean poemas cantados, ni que sus poemas sean canciones recitadas. Fruto de esas fusiones nacen exquisiteces como ésta:

 

 

El canario Diego Ojeda tiene ya cinco discos en el mercado, y en 2012 publicó el que fue su primer poemario, A pesar de los aviones. Luis Ramiro y Marwan, por su parte, han publicado tres discos, y Te odio como nunca quise a nadie y La triste historia de tu cuerpo sobre el mío son su carta de presentación en el panorama poético nacional. No obstante, Planeta publicará el próximo 19 de mayo el que será el segundo libro de Marwan, Todos mis futuros son contigo.

Escandar Algeet estudió cine en Ponferrada, pero se marchó a Madrid a comerse el mundo. En 2009 la editorial Ya lo dijo Casimiro Parker publicó su primer libro, Alas de mar y prosa y en 2013 el segundo, Un invierno sin sol, cuyos versos surgieron tras una ruptura sentimental.

Elvira Sastre, con apenas 23 años, tiene ya dos libros en el mercado, Cuarenta maneras de soltarse el pelo y Baluarte, y está trabajando en su primera novela, que será publicada por Destino en 2016. Esta joven filóloga inglesa natural de Segovia comparte sus poemas en su blog, Relocos y Recuerdos, que abrió con solo 15 años. Tanto a ella como a Algeet les gusta darles voz a sus poemas y crear conmovedores videopoemas:

 

 

Carlos Miguel Cortés es fotógrafo y escritor, dos oficios que conjuga a la perfección en su blog, Turista en tu pelo. Aunque donde más se mueve este salmantino de 27 años es en su perfil de Twitter, en el que tiene cerca de 46.200 seguidores. Intranerso, su primer poemario, es el único al que he podido hincarle el diente de todos los citados en esta entrada y me ha sorprendido gratamente, tanto por cómo está editado como por la fuerza de sus versos. Recoge cien poemas repartidos en siete capítulos (Luna, Marte, Mercurio, Júpiter, Venus, Saturno y Sol) y en el inicio de cada uno de ellos, además de la definición oficial y la acepción que él mismo le da a palabras como casualidad, causalidad o peripecia, recoge fragmentos de poemas, películas o canciones, encabezados por una secuencia de palabras entre las que distinguimos notas musicales, colores, o el nombre de los enanitos de Blancanieves. Los micropoemas se entremezclan con historias poemadas escritas en prosa, entre las que destacan las volátiles historias de la Chica Libélula, que abren cada capítulo. Son versos y narraciones que se refieren al amor y al desamor, a las aspiraciones, al sexo explícito, a la lucha por la libertad de uno mismo… En definitiva, tal y como reza la contraportada del libro, “Intranerso es ese universo personal que todos guardamos en el interior de nosotros mismos”, de modo que es sencillo encontrarse en esos versos, refugiarse en ellos.

 

Post 66 - b

Post 66 - c

Post 67 - d

 

La poesía, como todo lo demás, se ha ido adaptando a los tiempos, a los gustos y a los lectores; ahora los poemas se tuitean, los fotografiamos y los subimos a nuestro perfil en Facebook o a nuestra galería en Instagram. Pero no ha perdido su capacidad de emocionarnos, de ayudarnos a expresar lo que nosotros no podemos, de provocarnos “orgasmos literarios”. Su esencia sigue intacta y además, ahora los versos se llevan, están de moda. Eso, unido a que hoy es el Día Internacional de la Poesía es motivo doble de celebración.

Una tarde con La Volátil

20 Jun

Hace un par de días tuvo lugar en el Fórum de la Fnac de Alicante, la presentación y firma de ejemplares del libro Diario de una volátil, de la ilustradora argentina Agustina Guerrero, de la que me declaro fan incondicional (de hecho, ya me referí a ella en este post), de modo que, ¡no me lo podía perder!

 

Post 60 - a

 

A pesar de llevar 14 años en España, Agustina aún conserva ese agradable y dulce acento argentino que tanto encandila, y que hace que sea una delicia escucharla narrar sus vivencias en torno al mundo de la ilustración: creció con Quino y su Mafalda, y uno de sus referentes en la actualidad es Liniers; al principio le ponía muchísimo texto a sus viñetas pero con el tiempo, los colores y las expresiones corporales de los personajes han ido sustituyendo a las palabras. “Siempre pienso cómo sería la reacción en la vida real, incluso pongo caras delante del espejo para después intentar expresarlas mediante el dibujo”. Curiosamente, confesó que nunca se le dio bien dibujar y que admiraba a quien, en apenas unos minutos y con unos cuantos trazos, era capaz de crear pequeñas obras de arte. Pero aprendió a hacerlo, porque tal y como ella misma dijo: “a dibujar se aprende dibujando”; aun así, con gracia y entre risas aseguró que no creía que sus dibujos fueran especialmente buenos, algo con lo que no estamos de acuerdo las miles y miles de personas que la seguimos en sus perfiles de Facebook, Twitter e Instagram.

 

Post 60 - b

 

La Volátil, o “la gordita”, como cariñosamente la llama Agustina, nació como una especie de álter ego de su autora tras su llegada a Barcelona, con el fin de dibujar sus experiencias en la ciudad y con su pareja, con quien acababa de empezar su relación. Pero después de que unos ladrones desvalijaran su casa y se llevaran, entre otras cosas, el ordenador con el que estaba trabajando en sus siguientes proyectos, Agustina decidió abrir un blog y colgar esas viñetas, puesto que era lo único que quedaba de su trabajo. “La repercusión en las redes fue inmediata: mucha gente me dejaba comentarios diciéndome que se sentían muy identificados con las cosas que le sucedían a La Volátil, empezaron a llegarme solicitudes de amistad en Facebook de gente que no conocía…”.

 

Post 60 - c

 

Sin embargo, cuando la llamaron de Random House Mondadori no estaban interesados precisamente en esa treintañera regordeta y exagerada de camiseta a rayas que es La Volátil, sino que querían, más bien, que Agustina creara un personaje similar pero dirigido a un público joven; así fue como nació Nina, diario de una adolescente. Pero el verdadero sueño de Agustina era que algún día le publicaran las aventuras de La Volátil y al final lo consiguió; Diario de una volátil es una recopilación de las divertidas historietas publicadas en su blog. Ahora, tal y como nos anunció, ya está trabajando en la segunda parte, que no estará compuesta de viñetas cortas sino que tendrá forma de novela gráfica.  ¡La esperamos con los brazos abiertos, Agustina!

 

Post 60 - e

 

Post 60 - f

 

Gracias por tu simpatía y sencillez, Agustina, así como por la dedicatoria tan bonita que me hiciste 🙂

Mi querida Laura Lebrel

8 Abr

La mayoría de las niñas sueñan con llegar a ser maestras, médicos o veterinarias; yo, sin embargo, cuando era pequeña tenía clarísimo que de mayor quería ser detective. Y no es que se me diera especialmente bien resolver los crímenes y misterios que conocía, sobre todo, a través de series de TV, pero me fascinaba la audacia con la que lo hacían aquellos inspectores ficticios a los que tanto admiraba. Recuerdo que por las tardes, durante la merienda, prefería ver un capítulo de Diagnóstico asesinato, o alguna reposición de Colombo o de la mítica Se ha escrito un crimen con la inolvidable Jessica Fletcher, a los dibujos animados. Y ya de mayor he sido una asidua telespectadora de, entre otros, las tropecientas entregas diarias del programa de la Sexta, Crímenes imperfectos. Así que, con todos estos antecedentes, ¿cómo no iba a sentir devoción por Los misterios de Laura si, como la propia María Pujalte dijo hace un par de semanas en el programa Alaska y Coronas, esta serie es en sí misma “un homenaje al género policiaco”?

 

Escena de los cap. 18 y 19 ('El misterio de los diez desconocidos); se trata de un flashback en el que Laura recuerda como de niña ayudó a su padre a resolver uno de sus casos

 

A Laura Lebrel, quien en un principio no iba a ser una mujer policía, ama de casa y madre de gemelos sino un viejo policía retirado, la conocimos en julio de 2009 y aunque la serie alcanzó buenos niveles de audiencia, tras la emisión del último episodio de la 2º temporada en 2011 no volvimos a saber nada de ella hasta principios de este año, momento en el que se decidieron a emitir por fin esa 3ª temporada que tanto tiempo había estado esperando ver la luz. Pero en apenas unas horas, después de 12 fascinantes episodios, la serie se vuelve a despedir con la incógnita, esta vez, de su renovación en TVE aunque, desde luego, a la cadena no le faltan motivos para hacerlo, sobre todo ahora cuando, tras anunciar la adaptación de Los misterios de Laura en países como Rusia, Holanda e Italia, ya se están empezando a grabar en EE.UU. algunos capítulos para la NBC con Debra Messing en el papel de Laura. Y gracias a Javier Holgado y Carlos Vila, los guionistas y creadores de Laura Lebrel, estamos siendo testigos de esta aventura neoyorquina a través del blog ‘Dos guionistas y una cita: Laura Lebrel en NY’.

 

Escena del cap. 9, "El misterio del hombre que nunca existió"

 

Pero las alegrías de estos guionistas, aficionados desde niños a la novela negra, no acaban ahí ya que, además de que María Pujalte ha ganado el Premio a Mejor Actriz de Televisión de la Asociación de Cronistas de Espectáculos de Nueva York y la app del juego ha tenido una gran acogida, la publicación de su libro ‘Laura y el misterio de la isla de las gaviotas’ ha resultado ser un éxito editorial. La novela es una precuela de la serie y cuenta el primer gran caso de la inspectora Lebrel, resuelto durante su luna de miel con Jacobo y gracias al cual todos los protagonistas de la serie llegan a conocerse; incluso se desvela el origen de la ya característica gabardina de Laura, guiño que me hizo mucha gracia porque demuestra hasta qué punto Holgado y Vila han tenido en cuenta todos los detalles a la hora de escribir la historia.

A mí personalmente, el libro logró engancharme desde la primera página y disfruté con su lectura como hacía mucho tiempo que no me pasaba con ningún libro, porque evocaba de tal forma cada espacio, cada situación y cada diálogo pronunciado por los propios personajes que era como estar viendo la serie, viviéndola.

 

Presentación del libro 'Laura y el misterio de la isla de las gaviotas'

 

Esta noche Los misterios de Laura se vuelve a despedir, y todos sus seguidores, todos sus inspectores Lebreles aficionados acudiremos puntuales a la cita, porque además de misterios, intriga y muchas risas, esta serie nos ha devuelto a todos aquellos que soñábamos con ser detectives, la ilusión infantil de querer seguir siéndolo.

“La vida es corta. Vive tu sueño y comparte tu pasión”

28 Dic

Llevaba varios meses queriéndole dedicar una entrada al ya conocidísimo Manifiesto Holstee, concretamente desde que César Mariel nos lo descubriera el pasado julio durante su intervención en las jornadas de publicidad y comunicación ‘7del7, y creo que esta vez la procrastinación me ha ayudado a dar con el momento idóneo para hablaros de él. Y es que, en estos días en los que nos hallamos inmersos en la elaboración de nuestra lista de propósitos para el nuevo año, este manifiesto nos puede servir de inspiración, nos puede dar ese último empujón que necesitamos para cambiar el chip, reinventarnos, y empezar a construir nuestras vidas del modo que deseamos verdaderamente que sean.

Holstee es una compañía neoyorquina que surge en 2008 y que está especializada en obras de arte tipográficas (tarjetas y carteles) y otros productos basados ​​en la sostenibilidad. Pero más allá de eso y tal y como explican en su web, “Holstee existe para fomentar una vida consciente. Esperamos cambiar la forma de ver la vida mediante el diseño de productos únicos y el intercambio de experiencias significativas”. De este modo, el famoso Manifiesto Holstee fue el punto de partida de la empresa, la base de su profunda filosofía empresarial, aquello que Mike, Fabian y Dave, los fundadores, tenían en sus “mentes y en la punta de sus lenguas”.

 

Manifiesto Holstee (Fuente: web de Holstee)

“Esta es tu vida. Haz lo que te gusta, y hazlo con frecuencia. Si algo no te gusta, cámbialo. Si no te gusta tu trabajo, déjalo. Si no tienes tiempo suficiente, deja de ver televisión. Si estás buscando al amor de tu vida, detente; te estará esperando cuando empieces a hacer las cosas que amas. Deja de analizarlo todo, la vida es sencilla. Todas las emociones son hermosas. Cuando comas, aprecia hasta el último bocado. Abre tu mente, brazos y corazón a nuevas cosas y personas, estamos unidos en nuestras diferencias. Pregunta a la próxima persona que veas cuál es su pasión, y comparte tu sueño inspirador con ella. Viaja con frecuencia; perderte te ayudará a encontrarte. Algunas oportunidades sólo llegan una vez, aprovéchalas. La vida trata de las personas a las que conoces y las cosas que creas con ellas, así que sal ahí fuera y empieza a crear. La vida es corta. Vive tu sueño y comparte tu pasión.”

En octubre de 2011 publicaron el vídeo LifeCycle con el deseo de llevar a la vida la energía y la acción de las palabras del manifiesto, y no se si será por esos planos perfectos, por las magníficas imágenes de Nueva York que ofrece, o por la inspiradora música de fondo de Wakey!Wakey!, pero realmente consiguen hacerte reflexionar.

 Y es que un año tiene 365 días, y la mayoría de ellos pasan sin que los valoremos, sin dejarnos llevar por nuestras pasiones, sin pensar ni siquiera en si aquello a lo que dedicamos nuestra existencia es lo que verdaderamente nos llena y satisface.  Ahora, una vez más, ha llegado el momento de hacer borrón y cuenta nueva: el 2014 nos trae 365 nuevas oportunidades para ser felices, 365 hojas en blanco en las que escribir lo que nos plazca… ¡aprovechémoslas! Yo no soy de las que ven el vaso medio lleno precisamente, pero creo que hay que dejarse contagiar un poco por el espíritu Holstee y darle una oportunidad al positivismo en el 2014. Este va a ser mi primer propósito de año nuevo… ¿Cuál va a ser el tuyo?

FELIZ 2014: ¡FELICES NUEVOS SUEÑOS Y FELICES PASIONES!

P.D.: Y el segundo va a ser dedicarle más tiempo al blog… ¡Prometido!

A %d blogueros les gusta esto: