Tag Archives: Miguel Hernández

Maruja Mallo, una de las grandes (olvidadas)

8 Mar

Hoy, 8 de marzo, se celebra el Día Internacional de la Mujer y me ha parecido la fecha más idónea para inaugurar una nueva categoría temática en el blog, ‘Musas y númenes’, ya que ésta estará protagonizada por todas aquellas personas, en su mayoría por mujeres, cuya vida, profesión, obra, carácter o filosofía de vida, admiro y me sirven de referente e inspiración.

A Maruja Mallo, la mujer con la que estreno esta sección, la descubrí en la universidad, cuando tuve que realizar un trabajo, con exposición en clase incluida, sobre su vida y trayectoria artística, en contraposición a la de Frida Kahlo, analizada por mi amiga Gema. Su nombre apenas me sonaba de alguna que otra clase de la asignatura de Literatura y periodismo ya que nuestro profesor, José Luis Ferris, había escrito un libro sobre ella: Maruja Mallo, la gran transgresora del 27.

Su nombre real era Ana María Gómez González y nació en Viveiro (Lugo), en 1902. A los 20 años se trasladó a estudiar en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando (Madrid) y es allí donde entró en contacto con  los artistas, escritores y cineastas que la introdujeron en los principales lugares de encuentro y tertulia de la capital (Café Pombo, El Gato Negro…), tradicionalmente reservadas a los hombres. Algunos de estos literatos y pintores, al igual que la pintora gallega, eran miembros de la Generación del 27 y de la llamada Escuela de Vallecas, un movimiento artístico que se basaba en la búsqueda de motivos pictóricos en el paisaje.

Picasso, Dalí, Buñuel, Federico García Lorca, Ortega y Gasset, Machado, Unamuno, Ramón Gómez de la Serna, Miguel Hernández y Rafael Alberti se encontraban entre sus más estrechas amistades, y la figura de Maruja Mallo sirvió de inspiración para las obras de algunos de ellos.

Por ejemplo, en el cuadro de Dalí, Sueños noctámbulos (1922), ambos aparecen representados en uno de sus tantos paseos por las calles de la capital. Rafael Alberti, con quien Maruja Mallo vivió una tormentosa relación sentimental, le dedicó dos poemas: El ángel falso y La primera ascensión de Maruja Mallo al subsuelo. Y se cree que, asimismo, la destinataria de la mayor parte de El rayo que no cesa, de Miguel Hernández, con quien también mantuvo una tórrida relación, era ella.

Feminista, transgresora, rebelde y comprometida con los ideales republicanos, Maruja Mallo estuvo exiliada en Argentina durante casi treinta años. Antes y después de su exilio colaboró con la Revista de Occidente, ilustrando las portadas de algunos de sus números.

Además, en 1928 esta revista organizó su primera exposición, formada por 10 óleos con motivos deportivos, populares, cinemáticos y de máquinas y maniquíes.

Previas a su partida a Argentina son las colecciones Cloacas y campanarios y La religión del trabajo, una oda del surrealismo a la putrefacción y a lo tétrico, y a la geometrización de los elementos, respectivamente.

La serie de Las naturalezas vivas (1942), caracterizada por su colorido y por la interrelación de elementos de la naturaleza terrestre y marina, es fruto de su estancia en Argentina y de sus viajes a Chile, Brasil y Uruguay.

Sus Máscaras y retratos también fueron desarrolladas a raíz del encuentro de Maruja Mallo con la cultura latinoamericana.

Los moradores del vacío o viajeros del éter, su último ciclo plástico, es un homenaje a la quinta dimensión y muestra una especie de símbolos, naves espaciales o nuevas constelaciones que ella misma inventaba y bautizaba con nombres tales como Agol, Geonauta y Selvatro.

Maruja Mallo fue, cuando menos, una mujer excéntrica y adelantada a su tiempo. Regresó a España en 1965 y en 1982 recibió la Medalla de Oro de Bellas Artes, otorgada por el Ministerio de Cultura. Sin embargo, a pesar de su prolífica carrera artística, la sombra de su exilio, de sus ideales políticos y de los reconocidos hombres que la acompañaron en su juventud, la fueron relegando a un segundo plano hasta que finalmente falleció en 1995, enferma y sola, en una residencia de ancianos. Y es por eso por lo que he querido hacerle este pequeño homenaje, especialmente en un día como el de hoy, de loas y reivindicaciones.

Si queréis saber más sobre Maruja Mallo, os recomiendo que veáis el documental Maruja Mallo, mitad ángel, mitad marisco, que realiza un completo recorrido por su vida y obra y trata de profundizar en su personal mundo interior y artístico.

¡Feliz Día de la Mujer!

Crónica

24 Feb

 

Gremio DC celebra la reedición de Conexiones mágicas con un concierto acústico en la Fnac de Murcia

 

 

 

El proyecto musical de Gremio DC comenzó hace ya algunos años, más de diez, cuando sus componentes contaban con “más pelo y menos barriga”, según recordaba Juanma Fabregat, el cantante del grupo, durante el concierto que el pasado sábado ofrecieron en el Fórum de la Fnac del murciano centro comercial Nueva Condomina. Todo empezó con la publicación de Mind, su primer disco, en 1998 y apenas tres años después la del segundo, 13 errores. Por aquel entonces los miembros de Gremio DC  no podían presagiar que se convertirían en el primer grupo español en grabar un disco 2.0, esto es, financiado con el dinero invertido por los internautas que previamente habían escuchado su música a través de la web apadrinaunartista.com. Ahora, con su Conexiones mágicas en el mercado comparten beneficios y derechos de autor con sus padrinos, ubicados en puntos tan distantes como España, Francia, Venezuela, Inglaterra o Argentina. Además, también son los propios fans los que deciden el desarrollo de la gira del grupo proponiendo las ciudades a las que pueden acudir a actuar. Expertos y usuarios opinan que este nuevo método sin representantes ni discográficas de por medio podría suponer una auténtica revolución en la industria musical y terminaría con todos los problemas derivados de la piratería y las descargas ilegales de Internet. En cualquier caso, para Gremio DC ha significado ver su sueño hecho realidad de nuevo y seguir cosechando éxitos pues ya ha logrado alcanzar la cifra de los 7.800 discos vendidos, motivo por el cual la Fnac les invitaba a celebrarlo en sus instalaciones de Murcia con un concierto acústico.

A las 19.45 de la tarde, con apenas un cuarto de hora de retraso justificado por los ajustes de sonido entre micrófonos, altavoces e instrumentos, familiares, amigos y fans (1.186 en Facebook, más de 9.000 en MySpace) ocuparon las vistosas sillas rojas de la sala dispuestos a inmortalizar el concierto con sus cámaras fotográficas y a ejercer de coro canturreando las letras de las canciones. El bullicio habitual en este tipo de establecimientos abarrotados de compradores quedó enseguida silenciado por la voz de Juanma, los acordes de su bajo y de la guitarra de Arturo, la maestría de Alex, el más joven y sustituto de Ramón desde hace apenas un mes, con la batería y por la destreza de Javi, quien cual hombre orquesta alternaba las congas con la pandereta, el triángulo y el címbalo. Además, las características del espacio en el que tuvo lugar el concierto propició que muchas personas que se encontraban ojeando algún libro o informándose de las prestaciones de un determinado ordenador portátil se acercaran a curiosear hasta aquella estancia decorada con las fotografías de la exposición Sentir el tenis cuando el líder del grupo se dirigió al público: “Somos Gremio DC y venimos de Orihuela a presentar la reedición de nuestro último trabajo, Conexiones mágicas, del que llevamos vendidas 7.800 copias gracias a los usuarios”. Comenzaba así una actuación de una hora de duración (demasiado larga para Arturito, el hijo del guitarrista, quien desde la primera fila y sentado justo delante de su padre le instaba a marcharse, entre canción y canción, con un gracioso “papi, ¿nos vamos ya?, aunque después era el que más les vitoreaba con su “bravo, bravo, bravo, bravo”) en la que ofrecieron al público trece temas, algunos de los éxitos de sus anteriores trabajos así como del nuevo. Precisamente con uno de estos últimos rompieron el hielo: Puzzle estelar, una canción con tintes rockeros que contrastaba con la melodía más relajada de Una muerte anunciada, la segunda composición entonada por Juanma y que es la narración poética de un grave problema actual como es el del cambio climático (“Un planeta herido anuncia que va a morir”, “Los continentes se abrazaban y ahora se gritan y se maltratan dejando huérfanos a los océanos”, “Lluvias de ácidas nubes dañan el traje que cubre a la humanidad, dañan a la tierra”, “Las estaciones ya no duermen, hacen orgías y no descansan, calentamiento global y climático”). Letras bellas y comprometidas las de Gremio DC, letras que no distan demasiado en delicadeza de los poemas de Miguel Hernández, insigne personaje de la localidad de Orihuela de la que también proceden Juanma, Arturo, Javi y Alex. En este año 2010 en el que se celebra el centenario del nacimiento del poeta se han puesto en marcha una serie de actividades conmemorativas entre las que se encuentra la edición de un disco con versiones musicalizadas de los versos de Miguel Hernández que, a su vez, dará lugar a una gira de los grupos que hayan participado en la grabación del mismo. El líder del grupo se encargaba de comunicar al público presente la participación de Gremio DC en este proyecto con las siguientes palabras: “Como sabéis es el centenario de Miguel Hernández y nos han nombrado embajadores, entre comillas, de este evento con el fin de exportar el Año Hernandiano en quince conciertos por toda España. Vamos a presentar El rayo que no cesa”. Poco podía imaginar el propio Miguel Hernández que aquellos versos que escribió cuando más o menos contaba con la misma edad que los miembros del Gremio y que comenzaban diciendo “¿No cesará este rayo que me habita el corazón de exasperadas fieras (…)?” iban a convertirse en una balada a ritmo de guitarras, batería y percusión. Los grupos oriolanos llevan desde principios de año grabando sus versiones (La Motta, por ejemplo, grabó su Me sobra corazón el pasado 10 de enero) y a Gremio DC le llega su turno en un par de días. A mitad de 2010 el disco del poeta será ya una realidad.

Pero la poesía no termina aquí pues antes y después de El rayo que no cesa Juanma y sus chicos continuaron obsequiando al público, variable en número y compuesto por algunos niños, con las letras melancólicas de Nada (“Y no hay día que no sepa lo que soy y en mi fantasía soy de los sueños la voz. Y no hay nada ya que señale mi verdad y no hay nada más aquí. Hoy ya no hay nada más, sin embargo lo es todo”), la melodía cambiante de Comedia (“Entes helados de influencias flotan en esta obra teatral interpretando una comedia bajo la dirección de esta función”) y el recuerdo de los viejos tiempos con un tema en inglés de su primer disco, Mind. Todo eso hasta llegar a Conexiones mágicas, canción que da nombre al disco y actual single del cual también han editado un videoclip. Es un tema pegadizo del que bien se podría extraer la metáfora de los últimos acontecimientos ocurridos en su carrera, la consolidación de ésta y su conversión en una de las bandas más prometedoras del panorama musical en nuestro país gracias a esas ‘conexiones mágicas’ por Internet para que todos los que creyeran en ellos y en su música les apoyaran económicamente.

Sumergido y Recuerdos fueron las siguientes en resonar en el Fórum de la Fnac, seguidas de Cuando y Mr. Hidden (con vestigios anglosajones de su primer LP), interpretadas únicamente por Juanma y Arturo. La voz del primero únicamente acompañada por los acordes del bajo y la guitarra dotaron al ambiente de una especial intimidad de la que Javi y Alex, los otros dos miembros del Gremio, disfrutaron mezclados entre el público. La gracia oriolana se hizo patente cuando Juanma pidió a sus compañeros ausentes que volvieran al escenario para interpretar los últimos temas del concierto: “Venga, los dos magantos. Ja, ja, ja”. Quedaba ya únicamente por escuchar El rayo que no cesa, Hacerlo diferente, su próximo sencillo, versión de un tema de los años 60 de Scarlet, y El núcleo de las imágenes.

El concierto terminaba un poco antes de las nueve de la noche, con los gritos de “bravo, bravo, bravo, bravo” del pequeño Arturo y con las palabras de Juanma a los asistentes, a los que invitaba, por si les había sabido a poco y tenían ganas de más, a escucharles de nuevo esa misma noche en la discoteca oriolana Invassion, actuación cuyos beneficios iban a ser destinados a la reconstrucción de Haití, además de agradecerles su presencia en el concierto: “Muchas gracias, Murcia. Somos Gremio DC y ha sido un placer. Hasta siempre.”

A %d blogueros les gusta esto: